Consejos

Entrenamiento de intervalo y nutrición

Entrenamiento de intervalo y nutrición



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El entrenamiento por intervalos implica alternar ráfagas intensas de actividad con períodos de ejercicio más moderado. Por ejemplo, podría caminar enérgicamente durante dos minutos, trotar durante 30 segundos y repetir ese ciclo 10 veces. Cualquier actividad quema energía y requiere que comas más durante el día. El entrenamiento a intervalos quema más calorías que el ejercicio moderado sostenido pero menos calorías que el entrenamiento de resistencia. Para una salud muscular óptima, coma una dieta equilibrada que incluya proteínas y carbohidratos durante el entrenamiento de intervalos.

Antes del entrenamiento de intervalos

Consume una comida pequeña dos o cuatro horas antes de comenzar a entrenar. Esto es lo suficientemente pronto como para suministrar la energía necesaria para los músculos, pero aún permite suficiente tiempo para la digestión. El Centro Médico de la Universidad de San Francisco recomienda comer comidas pre-entrenamiento ricas en carbohidratos complejos, con proteínas moderadas y una pequeña cantidad de grasa. Los carbohidratos complejos, como la pasta, contienen múltiples unidades de energía que el cuerpo debe descomponer para absorber. Los carbohidratos simples, como los dulces y los refrescos, contienen solo una o dos unidades de energía y se digieren más rápidamente.

Durante el entrenamiento de intervalos

A diferencia del entrenamiento de resistencia, que requiere la reposición periódica de energía, no hay necesidad de comer durante un entrenamiento de entrenamiento a intervalos. Sin embargo, necesitas beber agua. Consume de media a 1 taza de agua por cada 15 minutos de ejercicio. Beba más en un ambiente caluroso, o si es más grande que el promedio. Si hace ejercicio durante más de una hora, tome una bebida deportiva en lugar de agua para reponer los electrolitos perdidos con el sudor.

Después del entrenamiento de intervalo

El entrenamiento de intervalos agota las reservas de glucógeno, que sus músculos usan como combustible. Aumenta los niveles de glucógeno al comer una comida no más de dos horas después de tu entrenamiento. Su comida debe tener proteínas y carbohidratos. La Clínica Mayo recomienda yogur con fruta, un sándwich de mantequilla de maní, queso bajo en grasa y galletas saladas, o una mezcla de nueces y frutas. Puede tomar un batido sustituto de comida si lo prefiere, siempre que tenga proteínas y carbohidratos.

Durante todo el día

Para un rendimiento óptimo durante el entrenamiento de intervalos, coma una dieta equilibrada. Esto evita las fluctuaciones de glucosa en sangre y la consiguiente pérdida de energía. Los músculos necesitan proteínas y carbohidratos para sanar y desarrollarse. Una dieta equilibrada incluye proteínas, alimentos integrales y frutas o verduras con cada comida. Coma fuentes de calcio bajas en grasa como el requesón y pequeñas cantidades de grasas saludables de aguacates, nueces y aceite de oliva. Como regla general, el entrenamiento en intervalos de moderados a intensos requiere aproximadamente 0,75 gramos de proteína por día por cada libra de peso corporal.